29 de maig de 2009

LA NO EDUCACIÓN

Estamos acabando ya el segundo semestre, (yo del último curso de magisterio, espero) la gente no tiene ganas de ir a más clases, los profes tampoco... el buen tiempo favorece este ánimo. Pero aún así, hay asignaturas a las que iría sin que me obligaran a ir, incluso en el mes de Agosto.

Ayer en una de las últimas clases de este segundo semestre, a la profesora de "Nous llenguatges literaris", se le ocurrió hacer balance de la asignatura, estuvimos comentando varios aspectos, como los materiales empleados, la metodología que había utilizado para diferentes actividades propuestas, si nos había parecido bien o mal el curso, qué nos gustaba más y con qué habíamos aprendido y disfrutado más, cuáles eran las conclusiones a las que habiamos llegado después de todo un curso (dos semestres)... en principio todo normal hasta ahí, incluso añadiría que atípico, pues pocos profesores se preocupan por saber nuestra opinión respecto de su asignatura.

En un momento dado de la conversación... a Laia-Mercé Climent (la profesora), preocupada desde principios de curso por un asunto, se le ocurrió lanzar la siguiente pregunta: "¿Me podríais decir qué he de hacer para que os mantengáis callados durante las clases?" (en este caso, mantenerse callado no significa, no participar, sino atender cuando hay que hacerlo) ¿Cómo es posible que no podáis estar callados en una clase?... La bomba había sido lanzada voluntaria o involuntáriamente...

Normalmente me suelo sentar en las primeras filas de clase, ayer también, mis compañeras y compañeros de clase empezaron a dar sus opiniones al respecto, las que fueron como sigue:

UNA: yo no creo que hablemos tanto..., sólo hacemos comentarios... incluso a veces sobre el tema de clase...

OTRA: Es que no es fácil estar callado en clase cuando se nos pide interacción entre nosotros los alumnos y el profesor/a...

OTRO: Bueno, tampoco hablamos tanto... además no molesta tanto que hablemos de vez en cuando.

Yo pensaba pero ¿cómo que no hablais tanto? si yo que me siento a primera fila estando a menos de medio metro de un profesor a veces ni le oigo!

Ahí, después de varias intervenciones del estilo de las anteriores, pedí la palabra e intervine, diciendo que "el problema viene dado por la falta de educación y falta de respeto hacia los demás".

Este comentario, no sentó bien a parte de mis compañeros/as, se lanzaron como fieras diciendo que eso no era así, nada que ver con la falta de educación... que no se les puede dar libertad para hablar y dar su opinión y luego pretender que no hablen...

Pues a mi que me perdonen si les ofendí, tal vez sea por la diferencia de edad que tengo con el resto, a muchos se la duplico, o tal vez no sea eso, pero a mi de pequeña me enseñaron que cuando alguien habla hay que callar, escuchar y aprender, y en todo caso si no interesa lo que se dice, calla!.

Las opiniones continuaron, hasta que una de ellas intervino de nuevo diciendo..."La verdad, es que no soy capaz de estar escuchando toda una hora la exposición de unos compañeros en clase, que exponen su trabajo... no puedo, entonces desconecto, no escucho y me dedico a otras cosas..." (ojito que es fuerte la cosa!)

Yo estaba estupefacta escuchando las opiniones de mis compañeras, y compañeros de clase (futuros maestros), juro que intenté mantenerme callada y no contestar... la sangre me hervía por dentro... pero esa última intervención hizo que saltara a la yugular de todos ellos y sin ningún tipo de piedad me di la vuelta hacia ellos, me incorporé de la silla y sin más solté: "Si vosotros que sois futuros docentes, no sois capaces de escuchar la exposición de unos copañeros, en silencio, aunque sólo sea por respeto, ¿Cómo vais a pedir a vuestros alumnos que os presten atención en clase durante cinco horas, todos los días de la semana y todos los meses del curso?. Me parece vergonzoso pensar que el futuro docente está en manos de gente así... ¿Con qué cara vais a pedir silencio en el aula?" (no digo que no se pueda hacer comentarios, pero de ahí a boicotear las clases a los profesores y compañeros que están dispuestos a aprender algo, o el esfuerzo de tus compañeros en presentarte un trabajo, la diferencia es grande).

No parecía importarles lo que les había dicho, entre nosotros (creo que ni lo entendieron), la cosa no iba dirigida a ellos, debieron pensar...

Pues bien los comentarios se sucedieron y otro que me llamó la atención fue el de una compañera : "No hablamos, miramos el power y entonces yo le digo a la que tengo al lado, mira eso que ha puesto es chulo". No se ni si se merece comentario retroactivo este último, pues ralla ya en la inmadurez... (¿Cómo que eso es chulo?, será interesante un dato un concepto, una manera de enseñar, una metodología diferente, una actividad propuesta a tener en cuenta, ¿pero chulo?)

Siento vergüenza ajena por mis compañeras/os, siento lástima por ellos, pero sobre todo lo que más siento es que dentro de poco, habrá niños que se estén formando de la mano de ellos... pobres criaturas!.
Tal vez no debí intervenir, en ninguna de las ocasiones, pero realmente dije lo que pienso, Qué miedo me da pensar en la no educación que van a recibir esos niños y niñas...

4 comentaris:

  1. Vaya tela!

    Yo hubiera peguntado lo mismo! ¿Con qué cara van a pedir silencio y atención en clase a sus niños si en la universidad ellos mismos como adultos no fueron capaces de atender en silencio!!?

    Algo falla: o la profesora no les ha motivado lo suficiente para seguir las clases con atención, o ellos no estan demasiado interesados o ambas cosas.

    Todo el mundo nos hemos sentido cansados o aburridos alguna vez en alguna clase, pero si este estado es continuado creo que hay que replantearse lo que se está haciendo. ¿Si la materia es optativa, realmente quieren estudiar ese tema? ¿Un cambio de la metodología de la profesora les ayudaría a centra la atención?

    Por otra parte está la parte organizativa, estamos hablando de una carrera con horario de tarde-noche. Este también puede ser un factor que eleve el cansancio del estudiantado. ¿a qué hora era esa clase? ¿Hacía poco/mucho que habían comido? ¿El comportamiento era el mismo que en el resto de asignaturas o con otras materias y profesorado se comportaban diferente?

    ¿Por qué estudian magisterio? ¿Realmente quieren ser maestros y maestras? ¿Y qué haran para que su alumando no se comporte como lo han hecho ellos?

    Paciencia y ánimo, Anna!! :-)

    ResponElimina
  2. Tots estan ben menjats, ben dormits, ben dotats de materials per a la
    carrera... no vaig a analitzar els seus hàbits.
    Caldrá estudiar a tot cas la seva vocació, pensant que els mestres ho són per vocació, es clar... No vull pensar ja si a la de medicina, els hi ha també d'aquest caliu... ;-)

    ResponElimina
  3. Quanta veritat en les teves paraules Anna. M'agradaria que la gent que estudia magisteri ho fera per vocació a l'ensenyament, però la realitat és que el 90% només tenen vocació per las "vacances" i el "sou" (ho fique en cometes perquè a la vida real, ni el sou és el millor del món, ni les vacances són tantes -cursos, seminaris, etc.).

    La majoria dels nostres companys no estan a la carrera per la part de mestres, sino per la part de funcionari. No estan per aprendre a ensenyar, sinó per a aprendre a fer cut and page. No estan per a aprendre a treballar en equip, sinó per a aprendre a com aprofitar-se del company.
    Per al que no estan és per a aprende civisme, és a dir, conviure amb els seus igual amb educació i respecte, amb 20 anys això ho haurien de dur fet de casa. Són una panda d'ignorants empàtics, més desgràcia tenen eixes persones que no són capaces de tindre la boca tancada 50min. És una llàstima que no puguen disfrutar del silènci i de gaudir d'escoltar als altres.
    Només pensa una cosa, tu si que pots guadir de la interacció comunicativa en altres éssers humans. Bessets

    ResponElimina
  4. Mare... quanta raó que tens! Tota esta tropa d'incompetents empàtics per desgràcia acabaran sent mestres de xiquets i xiquetes.
    Hi ha un aspecte de l'educació que l'informe PISA no valora però que possiblement siga igual d'important que la tot el que valora. Aquest aspecte són les habilitats socials, doncs be, també en aquest aspecte suspenen els nostres alumnes. Perquè això és el que no tenen els nostres companys quan pensen que no molesten per parlar mentre parla un altra persona, no tenen empatia amb el professor però ni tan sols amb els companys.
    Haurem de tornar a plantejar-nos ficar l'assignatura de civisme a les escoles per a que els nens i nenes aprenguen habilitats socials? Pot ser quan els nostres companys vegen que ningú els escolta a classe comencen a entendre el que tu els vas dir a classe, o pot ser només pensen que parlar a totes hores és normal en els xiquets i opten per deixar que parlen i no explicar res de res a les seves classe. Jo no ho sé, la única cosa que sé, és que no m'agradaria que foren mestres dels meus fills.

    ResponElimina